viernes, 4 de febrero de 2011

Quiero un Community Manager

community-manager2

Mucho se comenta acerca de la figura del gestor de comunidades online (que no administrador de esta nuestra comunidad), el community manager, hoy en día.

Hay quien los defiende a ultranza y quién ve en ellos oportunismo o un fenómeno pasajero que no debería entrar en el mundo empresarial. Obviamente desde aquí creemos que es una nueva forma de hacer branding con un sin fin de posibilidades. Es poder participar de opiniones, entrar en conversaciones con aquellos que te compran, pero con la ventaja de estar expuesto a un número ilimitado de participantes, pues el fenómeno de las redes sociales en Internet acaba de empezar y ya hoy es la mayor revolución social que ha visto el mundo. Estar donde está la gente, que dijo una amiga hace poco.

Se ha escrito mucho (bueno y malo) de la importancia del community manager. Desde aquí os remito a la página oficial de la AERCO (Asociación Española de Representantes de Comunidades Online), al blog de Enrique Dans o al maravilloso artículo de Juan Pedro Molina que enlazamos hace un par de semanas desde el facebook de Soastec.

Vale, decidido, ponme uno. Quiero el mejor community manager que tengas. ¿Y ahora qué?

Como dice JP, la responsabilidad que esta figura va a tener dentro de nuestra organización es enorme. Es el responsable de la manera en que miles de personas van a percibir a nuestra marca día a día. Por tanto la elección tiene que darse con rigor y sensatez.

Esta dicho pero conviene recordar las características fundamentales que para nosotros ha de tener un perfil completo de community manager:

· Lo primero es el sentido común. Es de cajón pero es así y va en primer lugar. Son sonados los casos en los que un responsable se ha extralimitado o ha actuado de forma inapropiada y causando daños irreparables a la imagen de la marca por su falta de equilibrio. Equilibrado, paciente, responsable y prudente. Con los pies en la tierra y consciente de que este es un canal más y no la panacea del marketing, ni que se va a convertir en el nuevo profeta de nuestros tiempos gracias a su cargo.

· Con grandes dosis de inteligencia emocional. Un gran comunicador capaz de hacerse con una conversación, llamar la atención pero ocupando siempre el lugar que le corresponde. Capaz de escuchar y responder. Capaz de adaptarse a todo tipo de diálogos y situaciones. De nada vale un brillante expediente académico si después no es capaz de conectar, empatizar, resolver, adaptarse y guiar a un grupo de usuarios siempre exigentes.

· Polifacético. Al contrario de la imagen primera que a todos nos puede venir a la cabeza, el cargo de community manager no tiene su sitio frente al ordenador 24 horas al día. Ha de estar en permanente contacto con la dirección de la empresa, y empaparse de las políticas y estrategias de su dirección. Ha de estar en comunión con la línea marcada por el plan de comunicación y de marketing de la misma, y ser capaz de adaptar esos mensajes al entorno social 2.0.

· Conocedor de su medio. Una de las principales causas por las que es necesario un especialista es que este medio es nuevo, tiene sus propias reglas y hay que conocerlas y aplicarlas. De nada sirve lanzar mensajes a una audiencia que no escucha. Si queremos tener éxito en las redes sociales, hay que respetar su contexto, sin desvirtualizarlo ni querer que este se amolde a nosotros.

· Honestidad. La más importante de todas. Como dijo un amigo, la gente perdona más fácilmente la ignorancia que la mentira. Estamos en un mundo en el que todo se sabe, y es fundamental que borremos los mensajes incoherentes, engañosos o simplemente falsos de nuestro concepto de comunicación, pues esta manipulación sólo nos aboca a la más absoluta soledad.

Si tuvieran la oportunidad de hablar de su empresa ante una audiencia de cientos de personas, entre las que se encuentran figuras reconocidas de la comunicación, personajes públicos, directivos de empresas con las que llegar a acuerdos futuros, y sobretodo, muchos, muchísimos clientes potenciales, ¿quién sería la persona idónea para hablar de su empresa ante ellos? Ahora, imaginen que esta misma audiencia quiera obtener respuestas acerca de preguntas que ni se habían planteado acerca de su marca, sus objetivos, su manera de hacer negocios o sus trapos sucios. ¿Designarían a la misma persona? Y por último, imaginen que esa comunicación fuera permanente en el tiempo. Día tras día.

¿A quién elegirían?    Ese es su community manager.

Fuente original | Quiero un Community Manager

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More