jueves, 17 de marzo de 2011

¿Contrato un community manager para mi negocio? Ventajas y desventajas

Contrato un community manager para mi negocio Ventajas y desventajas

Una de las nuevas profesiones que ha generado el mundo 2.0 es la del community manager, gestor de comunidad o gestor social, esa figura encargada de gestionar una comunidad en torno a nuestra marca, ser la imagen de la empresa en internet, abrirnos al mundo 2.0, a las redes sociales...

Profesión inventada e innecesaria para unos, recurso imprescindible para otros. En los últimos meses son muchos los empresarios que se preguntan si sería bueno tener un community manager en su empresa, sobre todo si ésta es pequeña y necesita medir con cuentagotas sus inversiones.

Hoy os ofrecemos cinco ventajas y otras tantas desventajas de la contratación de un profesional de este estilo:

A favor

1. Te abrirá las puertas del universo 2.0.
Sobre todo si tu empresa es offline y está un tanto anclada, la presencia de un community manager puede dar una nueva dimensión a tu proyecto, que abrirá sus brazos a un universo online que más pronto que tarde será imprescindible.

2. Tus negocios pueden aumentar de forma exponencial. A menudo, y aunque quizá no sea su labor primordial, tu community manager acaba haciendo tareas propias de un servicio de atención al cliente. Frente a las farragosas empresas a las que uno llama sin saber cuántas veces le cambiarán de extensión, un contacto directo satisfará a los clientes, que acabarán recurriendo a una empresa que les soluciona los problemas desde su propio ordenador. Es cierto que no siempre tiene por qué aumentar las cifras, pero si tu gestor de comunidad sabe hacer su trabajo, te dará una sinergia que antes o después se traducirá en beneficios económicos, de ventas, etc.

3. Contribuirá a la buena imagen de tu empresa. Ocasionalmente se dice que la labor del community manager consiste en contribuir a la buena imagen de la empresa. Es posible que, si eres un gran empresario, la imagen de tu empresa te importe muy poco (o incluso prefieras una imagen distante para aparentar ser un conglomerado poderoso). Sin embargo, la presencia de este gestor social que dialogue con tus usuarios consolidados mejorará tu imagen. Y, ante una duda del 50%, un usuario siempre preferirá a la empresa cercana.

4. Nuevos clientes que jamás habrías imaginado. No nos engañemos: internet ha creado una inercia de consumidores vagos que, ante una numerosa oferta de empresas que ofrecen un servicio similar y apenas diferenciado, optarán por las que estén no sólo presentes en internet, sino también realmente disponibles cuando ellos lo soliciten. Esto te puede granjear clientes que jamás habrían pensado en ti. Ni tú en ellos.

5. Un plus de talento. Por lo general, un buen community manager es una persona rebosante de talento. Piensa que es una profesión sin título, que no se enseña en la universidad; quien opte por esta profesión es porque realmente le gusta y porque siempre ha tenido curiosidad por hacer cosas nuevas, y la seguirá teniendo. Esto puede hacer que tu community manager presagie tendencias futuras y haga que tu negocio se adelante a la competencia.

En contra

1. "Pero... ¿qué hace exactamente un community manager?"
Si ni siquiera tú tienes claro qué debe hacer, mucho menos lo va tener él. Un gestor de comunidad puede tener una idea y una proposición convencida, pero eres tú el que debe saber qué es exactamente lo que necesitas. Si no sabes en qué consiste su trabajo ni lo valoras pero crees que hay que contratar uno aunque no sepas por qué, olvídate.

2. Impostores 2.0. Que el community manager sea una profesión no reglada tiene la tremenda ventaja de que no te obliga a pasar el filtro de una formación académica que, en muchas ocasiones, no te dice prácticamente nada del empleado al que estás contratando. Sin embargo, la falta de regulación puede hacer que un montón de autoproclamados expertos se planten ante tus puertas prometiéndote la panacea infinita. Ten cuidado.

3. Sueldo elevado. No te confundas: un community manager no es un becario al que pagar 900 euros mensuales para que abra una cuenta en Facebook y otra en Twitter. La labor de este gestor es lo suficientemente importante como para que contrates a un profesional experimentado que tenga un sueldo elevado. Si no valoras realmente la gestión de tu comunidad, no contrates a un community manager.

4. ¿Necesario en un proyecto pequeño? Si tu proyecto es pequeño, quizá no necesites un community manager. No por ahorrarte un sueldo, sino porque si tu negocio es lo suficientemente pequeño, es probable que el mejor defensor de esa marca seas tú. Al fin y al cabo, nadie se cree tu proyecto mejor que tú mismo.

5. Mayor espectro de transparencia. La posibilidad de que te plantees tener un community manager implica que el ritmo de tu empresa, por lo general, debe acelerarse. Tu gestor de comunidad no sólo tiene que conversar, sino también responder a las críticas y a las preguntas de tus usuarios en un tiempo relativamente corto. Si eres de los que no les gusta dar pistas sobre nuevos proyectos o de los que se toma demasiado tiempo para reaccionar ante un error, la existencia de esta figura puede traerte más disgustos que alegrías.

Articulo original | ¿Contrato un community manager para mi negocio? Ventajas y desventajas

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More