lunes, 25 de enero de 2016

¿Quién tiene la culpa, el hosting o la página web?



¿Quién tiene la culpa, el hosting o la página web?

Responder a esta pregunta, quién es el culpable, es una de las dudas que muchas veces acaba llevando al traste la relación entre un proveedor de hosting y un cliente o usuario. Cuando el usuario no tiene muchos conocimientos de servidores, puede sentirse incómodo por el soporte técnico que está teniendo, pero en ocasiones no se dará cuenta de que el problema no está en el plan de hosting utilizado, sino en su web.

La optimización de un sitio web es fundamental para que nuestra página vaya rápida. Independientemente de que estemos en servidores VPS, servidores dedicados o hosting compartido, lo cierto es que una página web con una baja velocidad de carga puede dar muchos problemas y generar grandes desilusiones en los usuarios.

¿Cuándo es culpa de nuestro hosting?

La culpa puede ser de tu hosting cuando realmente no te están ofreciendo los recursos que te prometieron en un principio. Averiguar esto puede ser complicado si no eres ducho en la materia, pero existen muchas herramientas de monitorización que te pueden ayudar a saber si el hosting que utilizas es una basura, o realmente vale su precio.

No hay que dejarse engañar por las marcas famosas. De hecho, algunas que se anuncian incluso en televisión no son precisamente de las más populares entre los entendidos en la materia.
Pero, como te advertíamos, la culpa no siempre es del proveedor. No puedes utilizar todos los recursos del servidor en el que se encuentra alojada tu página web. Además, ningún servidor es literalmente ilimitado.

¿Cuándo tienes un problema serio de optimización web?

Cuando tu página va lenta, pero no depende del servidor, suele ser porque no has aplicado algunas técnicas de optimización web necesarias para que tu página vaya a una velocidad aceptable.
Imágenes demasiado grandes y pesadas, un montón de banners y ventanas emergentes, JavaScript por todas partes y un código fuente muy sucio y lleno de CSS entremezclado con HTML no va a ir a ningún sitio.

Si crees que este puede ser el problema de tu página, más vale cambiar el diseño cuanto antes y comprobar cómo afecta esto a la velocidad de carga. No siempre, necesariamente, tienes que cambiar de hosting. Busca a un buen programador, o mejor todavía, haz una prueba para cambiar el diseño que estés utilizando en el CMS donde tengas la página (si usas un CMS). En caso de que compruebes que la página web empieza a cargar mucho más rápido, ya sabes claramente dónde estaba el problema.

Ahora nos gustaría que nos dijeras tu opinión al respecto, o si te surge alguna duda. Comparte este artículo en las redes sociales si te ha resultado útil.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More